The Big idea: El museo está empeñado en encontrar la expresividad de nuestra época, y de ser un vínculo de los artistas con el público. De este modo, el rebranding está enfocado en el museo como una ventana que permite observar el arte de los distintos artistas que van pasando por allí. Los artistas que exponen cambian constantemente, y debemos lograr una imagen que muestre una estabilidad institucional, pero que al mismo tiempo muestre una renovación constante.