Ó es un festival sensorial, un viaje hacia las emociones. En donde se exploran los rituales de un arte milenario, la meditación, las ceremonias. Combinando tradición y modernidad, se basa en el teatro tradicional Kabuki, pero situado en el siglo XXI. Es más espontáneo, provoca emociones, interactúa con el público, convoca a la imaginación. Se combinan lo orgánico y lo estructurado-milimétrico para dar lugar a nuevas sensaciones.